Mas tiende la mano a la CUP pero recalca que él es el candidato a la presidencia