Pistoletazo de salida para los partidos pequeños, las mareas y las confluencias