Mariano Rajoy, el último en llegar al debate