Albert Rivera, el primero en llegar al debate