La campaña de los programas, no electorales sino de televisión