Rajoy asegura que nadie puede poner como condición que él renuncie a ser presidente