Rajoy y Sánchez se encierran para preparar el cara a cara