Iglesias se propone para ser el "empleado" de los españoles, no su "jefe"