La campaña electoral llega a su ecuador