El agresor de Rajoy es un menor de 17 años, sin antecedentes y ultra del Pontevedra