El agresor de Rajoy pasa la noche detenido