Las palmas de Elche, verdaderas obras de arte para el Domingo de Ramos