Las lluvias vuelven a la Península con un descenso de temperaturas