'Lluvia de elogios' a un agente por regular el tráfico bajo un tremendo chaparrón