El ejecutivo insiste en que sólo retomarán la mesa de diálogo con "propuestas razonables"