En el mundo hay 264 millones de niños sin escolarizar