La ley Wert suena ya a cosa del pasado: Ahora se negocia un nuevo pacto educativo