El turismo en Cuba, un filón para las empresas españolas