Trichet señala a Europa como el "epicentro" de la crisis global