Los trabajadores afectados por ERE bajan un 58,3% y los procedimientos caen a la mitad