La tasa de paro juvenil en España se ha multiplicado por tres con la crisis, hasta el 53,2%