La cuesta de enero de 2018, marcada por la subida del gas y los peajes de autopistas