"La respuesta de Clinton no ha sido todo lo entusiasta que me hubiese gustado"