El Gobierno no ve urgente solicitar el rescate