Los estibadores celebran la derogación del decreto y desconvocan los paros