El presidente de Ryanair se mofa de los trabajadores de Spanair