Dijsselbloem afirma ahora que el rescate de Chipre no es un modelo para otros casos