La recuperación económica podría verse comprometida por la subida del petróleo