El paro baja a niveles de 2009 y se sitúa por debajo del 20%