El Gobierno garantiza el futuro de las pensiones y pide consenso para reformarlas