La patata multiplica por diez su precio del campo a la mesa