La operación con la que hubiera soñado el pirata Barbaroja