Así pretende beneficiar la nueva ley hipotecaria a los consumidores