Guindos asegura que no está recibiendo "ninguna presión" sobre el posible rescate