La interprofesional láctea trabaja para que el sector figure en la agenda política de España