Los impagos en las compras a plazos bajan en 2012 por cuarto año consecutivo