Lugo, un mes sepultada por la basura