Los taxistas hacen una tregua después de que Fomento accediera a sus peticiones sobre las licencias de VTC