Los estibadores ratifican la huelga a partir del 6 de marzo tras la aprobación de la reforma