Los funcionarios llevan sus protestas hasta el Ministerio de Hacienda