La fuga de empresas que huyen del desafío independentista, cerca del millar