Francia vuelca la fruta española