Semana clave para el conflicto de la estiba