Las estaciones de esquí gozan de las mejores condiciones de los dos últimos años