Las españolas ganan un 17% menos que los hombres aunque están más preparadas