Las grandes empresas aseguran que la crisis "se está acabando"