La decisión de la UE sobre el déficit, en mayo