Rato desmiente que falseara las cuentas y apunta a los auditores y al Banco de España