Las cuentas de Rato y Goirigolzarri en Bankia estaban mal hechas