El consumo empieza a recuperarse en España